martes. 18.06.2024

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de León ha llevado a cabo una investigación sobre un hombre residente en Riaño, quien se sospecha que es responsable de varios delitos. Estos delitos incluyen conducir un vehículo a motor superando los límites de alcohol permitidos, dos delitos de lesiones por imprudencia grave con vehículo a motor, conducción temeraria y abandono del lugar del accidente.

El 29 de mayo, a las 16:25 horas, la central operativa de la Guardia Civil de Tráfico de León recibió un informe sobre un accidente de tráfico que involucraba a tres vehículos: dos motocicletas y un automóvil. El incidente ocurrió en el punto kilométrico 6,700 de la carretera vecinal de Posada de Valdeón a Caín, en León.

Un automóvil circulaba por el centro de la calzada y se encontró con un grupo de motociclistas que se dirigían en dirección opuesta. El conductor del automóvil continuó sin reducir la velocidad ni acercarse al lado derecho de la calzada, lo que llevó al primer motociclista del grupo a realizar una maniobra brusca de cambio de dirección hacia la izquierda. A pesar de sus esfuerzos, el automóvil golpeó al motociclista en el lado derecho de la moto, haciendo que el conductor saliera despedido hacia un terraplén de varios metros de profundidad.

El segundo conductor del grupo intentó evitar el accidente cambiando de dirección hacia el lado derecho de la calzada, pero no tuvo éxito y sufrió lesiones graves en el pie. A pesar de la gravedad del accidente y los daños significativos en el automóvil, que incluso tenía un neumático desinflado, el conductor abandonó el lugar sin detenerse.

Una patrulla del Destacamento de la Guardia Civil de Cistierna localizó al conductor con la ayuda de varios testigos, y la patrulla de Atestados del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de León se hizo cargo de la investigación. Como resultado de esta investigación, el conductor del automóvil ha sido investigado como presunto autor de un delito de conducción bajo los efectos del alcohol, dos delitos de lesiones imprudentes, conducción temeraria y abandono del lugar del accidente.

Se recuerda a todos los conductores la obligación de circular siempre por el carril derecho de la calzada y no invadir el carril contrario de forma injustificada. Además, se destaca que la conducción de un vehículo a motor bajo los efectos del alcohol puede conllevar responsabilidad penal.

Las diligencias instruidas se han puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Cistierna.

La Guardia Civil también quiere recordar la existencia de la aplicación móvil ALERTCOPS, que permite comunicarse de manera precisa, gratuita y rápida con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Esta aplicación permite alertar sobre situaciones delictivas de las que se es testigo o víctima, y recibir mensajes de aviso en el teléfono móvil cuando se encuentra en una zona afectada por incidencias.

Se recomienda descargar esta aplicación para poder ponerse en contacto con los Centros Operativos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en caso de emergencia.

La Guardia Civil investiga a una persona implicada en un accidente de tráfico en Posada...