miércoles. 17.04.2024

La Policía Local de San Andrés del Rabanedo ha iniciado esta semana una campaña especial para impedir que los dueños de perros no recojan sus excrementos. El objetivo es que no solo se conozca la ordenanza que regula y sanciona por estos hechos, sino que se implementen los controles y las sanciones a quienes no cumplan con esta obligación.

Esta campaña surge después de que haya constatación de que en determinadas calles y parques del municipio no se cumple con el deber de limpiar los excrementos de animales, puesto que son múltiples las quejas que llegan por diferentes canales al Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo así como a la propia Policía Local.

Hay que recordar que la ordenanza municipal reguladora de tenencia y de protección de los animales de compañía establece como infracción leve “no recoger y limpiar excrementos depositados en la vía pública”. Pero también otros aspectos relacionados con los perros, como falta de condiciones higiénico-sanitarias óptimas para su alojamiento y molestias evidentes y constatables para los vecinos, permanencia de un animal a la intemperie en condiciones climáticas adversas a su propia naturaleza, y molestias denunciadas y constatadas con informe de la Policía Local a los vecinos.

Estas infracciones consideradas como leves tienen una sanción económica de 30 euros.

“Queremos evitar las molestias que los excrementos de perros que no son recogidos pueden ocasionar a la ciudadanía, de ahí que desde la Policía Local se haya iniciado una campaña especial para evitar estas situaciones que continuamente se ven en algunos puntos del municipio”, ha explicado el concejal responsable del área, Máximo Muñiz, quien ha recordado que también son muchos los vecinos y vecinas los que sí llevan una bolsa para este uso.

Además, hay que recordar que en espacios de esparcimiento canino, como el de la calle Constelación, hay bolsas para la recogida de excrementos a disposición de quien las necesite.

Campaña especial en San Andrés para impedir que los dueños de perros no recojan los...