martes. 18.06.2024

La provincia de León está a la cabeza en inversiones en bienes inmuebles de todas las provincias de la comunidad autónoma, como se desprende de los datos facilitados por la Consejería de Agricultura y Ganadería en la reunión del Consejo  Regional Agrario del viernes 8 de marzo.

En la solicitud de ayuda que finalizó a finales de diciembre del pasado año, y que en la actualidad se está resolviendo por parte de la Consejería, en la provincia de León se presentaron 241 expedientes de modernización de explotaciones, solicitando una ayuda de 9 millones de euros. Dado que la subvención es de una media del 48% (importes más elevados cuando el titular es joven), y dado que los bienes auxiliables están modulados y la base sobre la que se aplica la subvención es la mitad de su coste real, y que el IVA no se subvenciona, ASAJA estima el valor real de la inversión en 45,5 millones de euros (IVA incluido). La mayoría de las inversiones son en bienes inmuebles vinculados al “amueblamiento” de las fincas de regadío, seguido de inversiones en bienes muebles de diferente tipo de maquinaria, y en menor medida de inversiones en  naves agroganaderas. Aunque, como se ha indicado,  la inversión teórica es de una media del 48%, en la práctica, y dado que los precios de mercado son al menos el doble de los importes modulados, la subvención sobre inversión real, antes de IVA, se queda en el 24%.

Sobre el conjunto de Castilla y León, los expedientes presentados por la provincia de León representan el 21,2% en número de solicitudes y el 19% del importe de la ayuda concedida. Hay que tener en cuenta que el número de solicitudes es mayor del habitual ya que en el año 2022 no se efectuó convocatoria, por lo que realmente se concentran las de dos años.

Los datos reflejan el esfuerzo que está haciendo el agricultor y ganadero de la provincia de León para modernizar sus explotaciones y hacerlas más rentables y competitivas, el esfuerzo para adaptarse a las nuevas tecnologías, y el esfuerzo por tener explotaciones más sostenibles haciendo una mejor gestión del agua de riego con un ahorro considerable de la misma.

ASAJA agradece esta línea de ayuda, a la que tienen fácil acceso los agricultores y ganaderos profesionales, pero quiere ponerla en su justa medida, es decir, aclarar que el porcentaje real es más o menos la mitad del importe teórico. Aunque  es razonable que el IVA no se subvenciones, hay que aclarar también que la mayoría de los agricultores y ganaderos están en el régimen de “módulos”, por lo que no hacen balance trimestral con la Agencia Tributaria, limitándose a percibir un IVA compensatorio con la venta de los productos que es insuficiente cuando se hacen inversiones elevadas.

El encarecimiento de las inversiones, sobre todo a raíz de la pandemia y en mayor medida todavía de la guerra en Ucrania, están exigiendo un esfuerzo adicional a los profesionales del campo, quiénes se enfrentan también a un encarecimiento de los tipos de interés que multiplica por 3,5 los que se pagaban hace tan solo dos años, cuando era fácil obtener financiación al 1,5% TAE.

En la gestión de los expedientes, en la provincia de León la mayoría se tramitaron en las organizaciones profesionales agrarias (89,3%). ASAJA tramitó el 44,27% del total y el 49,57% de todos los tramitados por las organizaciones agrarias.

El campo leonés busca modernizar el regadío con ayudas de 45,5M€