martes. 05.03.2024

Rubio se unió a la concentración de este jueves por la sanidad pública en Laciana, donde denunció la deficiente gestión de la Gerencia de Atención Primaria del Bierzo, perteneciente a la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León. Esta gestión ha dejado seis plazas de médicos de familia vacantes en la zona básica de salud de Villablino, resultando en el cierre de consultorios locales en Villaseca, Caboalles de Abajo y Palacios del Sil. Este hecho ha generado una sobrecarga para los tres médicos restantes que aún prestan servicio en la región.

Ante esta situación crítica, Nuria Rubio exigió al gobierno de Mañueco que reflexione sobre el servicio proporcionado en las comarcas del Bierzo y Laciana, instándoles a asumir sus responsabilidades en el ámbito sanitario. La procuradora autonómica destacó la reducción a tres médicos de los nueve inicialmente asignados, una plantilla que operará simultáneamente solo durante una semana al mes. "Durante tres días de febrero, un solo profesional se verá obligado a atender las 9,000 cartillas de Laciana", declaró Rubio, denunciando la falta de interés y el abandono de la Junta en el ámbito sanitario.

La política lacianiega subrayó que la sanidad y la educación son servicios fundamentales para fijar la población en los pueblos de la Comunidad. Rubio resaltó la injusticia de la situación en un territorio que se encuentra a más de una hora del Hospital del Bierzo, y enfatizó el derecho de los habitantes de las zonas rurales a contar con un servicio médico digno. La concentración contó con la participación de miembros de la corporación municipal de Villablino, encabezados por su alcalde, Mario Rivas, y otros cargos públicos del PSOE.

Concentración celebrada en Laciana en defensa de la sanidad pública.