sábado. 22.06.2024

La Guardia Civil ha denunciado a un varón de 53 años de edad por realizar una llamada falsa al teléfono 112 del centro de emergencias de la comunidad de Castilla y León.

El suceso tuvo lugar cuando el servicio de emergencias recibió una llamada telefónica de un ciudadano en la que informaba que estaba siendo perseguido por un grupo de personas en la localidad de Cistierna (León) con la intención de agredirle físicamente y que había conseguido refugiarse en el interior de un bar de la citada población.

Ante la gravedad de los hechos descritos, la Guardia Civil movilizó a varias patrullas que en esos momentos realizaban otros cometidos de seguridad ciudadana, cesando en los mismos para atender la emergencia. A la llegada de las patrullas al establecimiento indicado por el alertante, los agentes comprobaron que la persona que había efectuado la llamada ya no se encontraba en el lugar.

Abierta una investigación para el esclarecimiento de lo ocurrido, la Guardia Civil identificó al responsable de la llamada falsa, la cual había provocado un perjuicio al servicio de las patrullas para atender un aviso falso. Una vez localizado se le informó que iba a ser denunciado ante la autoridad competente como presunto autor de la comisión de una infracción muy grave tipificada en la Ley 4/2007 de 28 de marzo, de Protección Ciudadana de Castilla y León, en su artículo 22.f por “realizar llamadas de mala fe, que comuniquen avisos falsos, al teléfono de urgencias y emergencias 1-1-2, cuando este hecho produzca la movilización de un recurso” sancionado con multa de 30.001 a 600.000 euros.

La actuación policial fue desarrollada por la USECIC de la Comandancia de León y por una patrulla del puesto de Riaño.

La Guardia Civil recuerda:

Este tipo de llamadas falsas a los teléfonos de emergencias comunicando un hecho que no ha ocurrido u obstaculizando el normal funcionamiento de estos servicios, pueden acarrear sanciones económicas o penales de acuerdo a las siguientes leyes:

  • Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana en su artículo 36.5establece como infracción grave “las  acciones  y  omisiones  que  impidan  u  obstaculicen  el  funcionamiento  de  los servicios de emergencia, provocando o incrementando un riesgo para la vida o integridad de las personas o de daños en los bienes, o agravando las consecuencias del suceso que motive la actuación de aquellos” sancionado con multa en el grado mínimo de 601 a 10.400 euros; el grado medio, de 10.401 a 20.200 euros, y el grado máximo, de 20.201 a 30.000 euros.
  • Ley 4/2007 de 28 de marzo, de Protección Ciudadana de Castilla y León, en su artículo 22.f  establece como una infracción muy grave “realizar llamadas de mala fe, que comuniquen avisos falsos, al teléfono de urgencias y emergencias 1-1-2, cuando este hecho produzca la movilización de un recurso” sancionado con multa de 30.001 a 600.000 euros.
  • Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal establece en el artículo 561 de los delitos de desórdenes públicos“quien afirme falsamente o simule una situación de peligro para la comunidad o la producción de un siniestro a consecuencia del cual es necesario prestar auxilio a otro, y con ello provoque la movilización de los servicios de policía, asistencia o salvamento” será castigado con la pena de prisión de tres meses y un día a un año o multa de tres a dieciocho meses.

 

Aplicación ALERTCOPS.-

 

"La Guardia Civil recomienda a la ciudadanía, la descarga de la APP ALERTCOPS, para ponerse en contacto en caso de emergencia con los Centros Operativos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad Del Estado”.

 

“La app permite recibir en el móvil mensajes de aviso, cuando el mismo se encuentre en una zona afectada por incidencias."

La Guardia Civil denuncia a una persona por realizar una llamada falsa al teléfono de...