miércoles. 29.05.2024

Esta petición surge en medio de crecientes preocupaciones sobre los posibles riesgos para la salud y el medio ambiente asociados con este herbicida.

Según Carmen Franganillo, coordinadora local de Izquierda Unida, algunos ayuntamientos y la misma Diputación de León continúan utilizando el glifosato de manera indiscriminada, ignorando las recomendaciones de las Autoridades Sanitarias y poniendo en peligro la salud de las personas. Franganillo también insta a realizar mediciones sobre el grado de contaminación del agua en la provincia para tomar acciones preventivas.

La Unión Europea ha sido criticada por su demora en la prohibición del glifosato, bajo la presión de Monsanto, una gran empresa del sector agroindustrial. Desde Izquierda Unida argumentan que es imposible conciliar políticas de desarrollo sostenible con el uso de ciertos pesticidas y herbicidas, y enfatizan en la importancia de priorizar el bienestar general de la población sobre los intereses privados.

Además, la vasta evidencia científica ha relacionado el glifosato con diversos problemas de salud, incluyendo distintos tipos de cáncer, enfermedades intestinales y daños en el hígado y riñones. Sin embargo, la evaluación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ha sido criticada por lagunas y falta de datos concluyentes.

A pesar de estas preocupaciones y de los juicios civiles abiertos contra Bayer-Monsanto en Estados Unidos, la UE parece estar considerando renovar el permiso para seguir utilizando este herbicida como fitosanitario. Izquierda Unida insta a los reguladores y políticos a tomar medidas efectivas para proteger la salud pública y el medio ambiente, en lugar de priorizar intereses económicos.

Izquierda Unida de León exige información sobre el uso de glifosato en la provincia