jueves. 30.05.2024

El evento se celebra en Posada de Valdeón, León, y está diseñado para especialistas de toda España que se dedican a trabajos verticales relacionados con la conservación del medio ambiente, como agentes medioambientales, forestales y celadores de medio ambiente. La asistencia prevista es de alrededor de un centenar de participantes procedentes de quince administraciones diferentes.

En estas jornadas, se compartirán las técnicas de trabajo en altura utilizadas en la conservación de la naturaleza en diversas comunidades autónomas. Además, se llevarán a cabo prácticas de escalada en paredes de largo recorrido y en árboles monumentales, y se ofrecerán ponencias técnicas relevantes para las unidades de trabajo en altura.

Los objetivos principales de estas jornadas son la colaboración y el desarrollo de metodologías para la valoración y diagnóstico del estado de conservación de árboles monumentales, así como la evaluación del impacto de la escalada deportiva en áreas rocosas.

Además de las prácticas de trabajo en altura, se llevarán a cabo ejercicios de seguridad que incluyen la ejecución de planes de evacuación y rescate, así como la realización de diversas maniobras y el uso de equipos técnicos especializados.

El programa también incluye actividades complementarias, como la proyección de documentales relacionados con el tema de las jornadas y visitas guiadas al nuevo Centro de Visitantes de Valdeón, ubicado en el Parque Nacional de Picos de Europa.

Cabe destacar que estas jornadas cuentan con la colaboración del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, el Ayuntamiento de Posada de Valdeón y la Agencia de Protección Civil y Emergencias de Castilla y León.

Una Década de Especialización

Con más de diez años desde la formación de los primeros grupos de especialistas en trabajos verticales, estas acciones han experimentado un crecimiento constante en ese tiempo. Castilla y León dispone de equipos especializados en trabajos en altura para la conservación del medio ambiente en cada una de sus provincias, con aproximadamente treinta agentes medioambientales y celadores de medio ambiente que cuentan con la formación necesaria y realizan regularmente trabajos en altura dentro de su competencia.

Estas acciones incluyen el salvamento y recuperación de ejemplares vivos o muertos de especies protegidas en lugares de difícil acceso, el marcaje de ejemplares de aves amenazadas en nidos de difícil acceso, la construcción y restauración de nidos grandes, el seguimiento de poblaciones de especies amenazadas de flora rupícola y la inspección del estado de conservación en árboles notables catalogados.

Además, se llevan a cabo trabajos en altura relacionados con la regulación del turismo activo y sus posibles impactos en el medio ambiente, incluyendo la supervisión de actividades como la espeleología, la escalada y el barranquismo.

La Junta reúne a expertos de 15 Comunidades en Picos de Europa para compartir técnicas...