martes. 18.06.2024

Se trata de una inversión de 252.000 euros desde 2018 para la adquisición y suelta de 1.219 dosis del parasitoide torymus sinensis, enemigo natural de la avispilla del castaño. Esta plaga comenzó a detectarse en 2017 en la zona de El Bierzo, ocasionando un importante daño ecológico y económico para el sector de la castaña, siendo esta actividad una de las más importantes de la comarca.  

La diputada de Transición Ecológica, Lucía Osorio, ha participado este miércoles en la suelta del parasitoide en el soto de Villar de Otero de la localidad de Vega de Espinareda junto con alumnos de Trabajos Forestales de la Acción de Formación y Empleo Monte San Isidro X, promovida por la Diputación de León.  

“La suelta desarrollada este miércoles se enmarca en la campaña 2024, en la que la institución provincial ha invertido 30.000 euros para la adquisición de 230 dosis y su posterior suelta en las comarcas forestales de Vega de Espinareda, Villafranca del Bierzo y Bembibre”, ha explicado la diputada. “Además, es una gran oportunidad para los alumnos de Trabajos Forestales, que han podido conocer in situ los detalles sobre cómo actúa este parasitoide frente a la avispilla del castaño y el procedimiento a seguir para su suelta”. 

La Diputación colabora con la Junta de Castilla y León desde 2017 para luchar contra esta plaga, acción que se complementa con otras como el Centro Tecnológico de la Castaña de Igüeña o el Proyecto de recuperación del castaño en seis municipios de la provincia a través de la plantación de variedad parede.

La Diputación de León declara la guerra a la avispilla del castaño