miércoles 20/10/21

León presenta los mejores resultados en la cosecha de maíz el año que el cultivo es injustamente atacado por la nueva PAC

De las 78.500 hectáreas actuales se pretende llegar a más de 100.000 en los próximos años

Los cuatro mil productores de maíz de la provincia de León, con 78.500 hectáreas sembrada este año, se encuentra con unos cambios normativos que lesionan grave e injustamente sus intereses
Los cuatro mil productores de maíz de la provincia de León, con 78.500 hectáreas sembrada este año, se encuentra con unos cambios normativos que lesionan grave e injustamente sus intereses

Si se mantienen los actuales precios del maíz y otros cereales en los mercados internacionales, y si se cumplen las expectativas de una cosecha razonablemente buena, la campaña de maíz en la provincia de León, cuya recolección comenzará en aproximadamente un mes, alcanzará una facturación de 235 millones de euros, lo que representa una tercera parte de toda la producción final agraria y ganadera. Es decir, uno de cada tres euros de ingresos brutos que lleguen este año al sector agrario provendrá de la venta de este grano.

Por la parte de los insumos, lo que el agricultor gasta para producir, las cifras no son menos abultadas. Así, se han gastado 17,4 millones de euros en la compra de las semillas, 64 millones de euros en la compra de los abonos, se gastarán 13 millones de euros para el transporte a los secaderos y posteriormente a las fábricas de piensos, y se gastarán también 9 millones de euros en servicios a terceros sobre todo en las labores de recolección.

ASAJA pone estas cifras “encima de la mesa” para concienciar a la opinión pública, a los políticos y a las distintas instituciones, de lo mucho que se juega la provincia de León, y no ya solo el sector agrario, con cualquier decisión que afecte a este cultivo. La actual negociación de la aplicación de la reforma de la PAC en España, que en principio contempla una reducción significativa de las hectáreas de cultivo en la provincia al imponer una rotación de cultivo obligatoria en todas las parcelas, así como la aplicación de los denominados ecoesquemas que contemplan diversificar cultivos y dejar superficie sin cultivar, puede ser el mayor golpe que se haya asestado al campo de la provincia desde la entrada de España en la CEE en el año 1986.

ASAJA  recuerda al ministerio de Agricultura y a la Junta de Castilla y León, que lejos de reducirse la superficie de cultivo, la provincia aspira a un incremento de superficie en los próximos años con el desarrollo de los nuevos regadíos de Payuelos, con una expectativa de crecimiento hasta las cien mil hectáreas en un corto espacio de tiempo. Medidas que reduzcan la rentabilidad actual, sobre todo por unas mayores exigencias medioambientales, dejarían a la provincia en una situación comprometida al tener que competir en los mercados internacionales del cereal, ya que en la práctica no existen barreras arancelarias.

ASAJA. León, 23 de septiembre de 2021.

León presenta los mejores resultados en la cosecha de maíz el año que el cultivo es...
Comentarios