martes. 18.06.2024

La presidenta del sindicato independiente, del profesorado de la enseñanza pública, ANPE, Manuela Diez, muestra su preocupación a las puertas de un complejo curso. Aun así, la responsable sindical destaca la maestría y profesionalidad del profesorado de la provincia como aval, para vencer las dificultades que presente la nueva realidad

“Tras las reuniones mantenidas con el Ministerio y la Consejería es obvio que se han hecho todo tipo de esfuerzos para salvaguardar la salud de la comunidad escolar y de la sociedad, necesario en estos momentos, pero inquieta que el protocolo educativo no haya sido más preciso y estimado”, evalúa la presidenta en un breve análisis, a pocas horas de conocer las últimas consideraciones gubernamentales para el curso 2020/21.

La escasa modificación de la ratio de alumnos-aula que plantea el protocolo, las dificultades estructurales para salvaguardar las distancias de seguridad, los actuales niveles de digitalización para afrontar un e-learning eficaz o la ajustada plantilla del colectivo, preocupa al sindicato. “Estamos ante el curso más difícil de la historia reciente y, una tele enseñanza más normalizada requiere recursos materiales y humanos para asumir las nuevas situaciones a las que nos enfrentaremos. La enseñanza viene desde el año 2010 afrontando dificultades de todo tipo, e incluso económicos, y la nueva situación suspende de momento la posibilidad de hablar de igualdad de posibilidades para todos los alumnos.

Además, el equilibrio, educación seguridad, añade un problema para retomar los niveles que se dejaron en las aulas hace seis meses:“ Los centros que tendrán que reinventar los espacios físicos concebidos para asumir seguridad en el aula, tendrán que hacer pruebas iniciales y será un curso con más trabajo que nunca y en estos momentos no tenemos datos de refuerzo del profesorado, tenemos un docentes totalmente vocacionales y profesionales pero que necesita ayuda para reactivar el trabajo del alumno que se había alcanzado en marzo en las aulas. ”

Desde el sindicato ANPE valoran nuevas situaciones que modificarán los comportamientos en el aula y que podrán incidir en la estima social del profesorado: “Este curso requiere compromiso de toda la comunidad educativa y, la prevención social exige que no asista a clase un alumno con síntomas pero ¡cuántas veces hemos ido a clase con molestias! Por tanto ,estamos ante una situación nueva que hay que asumir, y un nuevo obstáculo al desarrollo educativo del alumnado”.

“En este curso  es fundamental que profesores, alumnos y familias vayamos todos a una. El curso está avalado por el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Educación y, aunque cada día será un reto, León cuenta con un gran colectivo de profesorado que tendremos que enfrentarnos a nuevas situaciones que se nos vayan presentando cada día en las aulas. Aunque no sería el momento de reivindicar, pido apoyo para el colectivo ya que trabajamos por la educación y por el desarrollo de una sociedad”, concluye la presidenta de ANPE.

Manuela Diez: “En este curso es fundamental que profesores, alumnos y familias vayamos...