miércoles. 17.04.2024

Según las estimaciones de los sindicatos, el 85,5% de las plantillas bancarias, el 83,5% en ahorro y un 84,5% en cooperativas de crédito se han sumado a la protesta. La demanda principal es un ajuste salarial en línea con los beneficios del sector y medidas significativas para mejorar un entorno laboral cada vez más tenso.

Las cifras de participación por entidad financiera son notables, con Caixabank liderando con un 87,5%, seguido por Santander (87,1%), BBVA (86,9%), Sabadell (85%), Unicaja (87%), Abanca (50%), Cajamar (85,5%), Ibercaja (85%), Bankinter (78%) y Deutsche (79%).

En términos territoriales, la movilización ha sido destacada en diversas regiones, destacando Cataluña (89%), Andalucía (89,5%), Aragón (90%) y Euskadi (90%). En la provincia de León, el seguimiento ha superado el 80% en la mayoría de las entidades financieras.

Durante las dos horas de paro, la actividad en las oficinas se ha detenido, con dos manifestaciones llevadas a cabo en León y Ponferrada, con participación de más de 200 y alrededor de 50 trabajadores respectivamente. Las condiciones meteorológicas han influido en la menor participación en Ponferrada. Desde CCOO, UGT y FINE expresan su agradecimiento a las plantillas y califican la huelga parcial como "histórica".

Los sindicatos anticipan un seguimiento igualmente masivo en la próxima huelga de 24 horas programada para el viernes 22 de marzo, coincidiendo con las Juntas de Accionistas de Caixabank y Banco Santander. Exigen a las cúpulas directivas del sector, que han registrado récords de beneficios, que atiendan las demandas de sus empleados y modifiquen sustancialmente sus propuestas, incluyendo incrementos salariales para restaurar el poder adquisitivo y medidas que aborden el clima laboral insostenible.

Más del 80% en la provincia de León apoyó la huelga del sector financiero