miércoles. 17.04.2024

El alcalde de Villablino, Mario Rivas López, y la secretaria de Organización del PSOE de León y procuradora autonómica, Nuria Rubio García, junto a otros cargos públicos socialistas, se han concentrado a las puertas del Centro Sociosanitario Valle De Laciana para denunciar las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras de la parte hospitalaria y residencial, que acusan multitud de horas extras y sobrecarga de trabajo, además de amenazas de recortes de personal y cierre de camas por parte de la empresa adjudicataria.

Una situación límite que les está provocando problemas de salud a los propios empleados y que repercute de forma directa en los residentes que reciben este servicio.

El alcalde Mario Rivas ha detallado que desde el Ayuntamiento de Villablino se solicitó una reunión con Familia e Igualdad de Oportunidades para remediar el problema, pero no se han obtenido respuestas. “Pretendemos una solución inmediata, los trabajadores y trabajadoras ya no aguantan más.  Se necesita un cauce de diálogo que además debe de dirigir la Junta de Castilla y León, que es la responsable del servicio”, ha declarado el regidor.

“Si desde el Gobierno autonómico no se manifiestan, el PSOE continuará con las acciones de la mano del comité de empresa”, ha añadido Rivas.

Nuria Rubio ha lamentado la falsedad del Gobierno de la derecha, que hasta hace unos meses aplaudía al personal sociosanitario porque se jugaban la vida por las personas más vulnerables y ahora les da la espalda. “Hoy el pago que reciben desde la Consejería es este maltrato continuado”, ha sentenciado.

La política lacianiega ha explicado que la problemática responde al modelo de gestión que tiene la Junta en la atención residencial “en la que ve un negocio”. “Por eso hace concesiones a empresas privadas para no ejercer sus propias competencias, que son su obligación, y abaratando los costes de las plazas que son públicas, financiadas con el dinero de todos”, ha apuntado, asegurando que el problema será llevado a las Cortes de Castilla y León. “No podemos consentir que nos cierren este centro. Es una insignia para este valle que permite, además, fijar población”, ha expresado Rubio.

Por su parte, el presidente del comité de empresa, Daniel Paradelo Fernández, ha explicado que se está produciendo un agravio con los trabajadores porque no se están cumpliendo las ratios, que ni siquiera se están calculando de forma adecuada, es decir, según el grado de dependencia de las personas que están en el centro, y no por las camas ocupadas. Aún así, Paradelo ha declarado que la empresa está incumpliendo el pliego de condiciones, porque ha reducido personal a pesar de que el centro nunca ha bajado de una ocupación del 80%.

“Tenemos una sobrecarga de trabajo brutal desde hace meses y estamos siendo amenazados de reducir aún más la plantilla. Si esta semana la Junta de Castilla y León no nos da una solución para este centro iniciaremos un calendario de movilizaciones”, ha advertido el presidente del comité de empresa, lamentando otra de las coacciones de la empresa, que si no fuera por la generosidad de una trabajadora que ha interrumpido sus vacaciones, ya hubiera cerrado las 15 camas de la unidad hospitalaria trasladando a los enfermos al Hospital del Bierzo, en Ponferrada.

El personal Sociosanitario Valle De Laciana exige a la Junta una solución inmediata