martes. 18.06.2024

Las lluvias registradas en octubre y noviembre han mejorado la situación, situando a toda la cuenca en una condición de 'normalidad' en cuanto a sequía, según el último informe publicado en diciembre.

Aunque persiste la 'normalidad' en la mayoría de los sistemas, las Unidades Territoriales Torío-Bernesga y Pisuerga se encuentran en 'prealerta', con esta última rozando el 32% del volumen embalsado y al borde de la 'normalidad'. En la actualidad, los embalses gestionados por la CHD se encuentran al 56,5% de su capacidad total, con 1.611,5 hm3 de reserva de agua embalsada. Estos datos representan un aumento de 14 puntos porcentuales en comparación con el año anterior y 8 puntos por encima de la media de la última década.

Las precipitaciones abundantes en el inicio del año hidrológico han elevado significativamente los niveles de reserva, siendo superiores a la media del año pasado en todos los sistemas, excepto en los embalses del sistema Esla y Pisuerga, aunque con una tendencia positiva.

La evolución meteorológica en los próximos meses determinará el desarrollo de la próxima campaña de riego, siendo esencial tanto la continuidad de las precipitaciones como la acumulación de nieve, una valiosa reserva de agua. Para obtener información detallada sobre la situación de los embalses, se puede acceder al siguiente enlace: Situación de Embalses. Además, se puede consultar el seguimiento del plan de sequías en CHD Sequías.

Fin de la situación de sequía extraordinaria en la Cuenca del Duero