La Junta de Castilla y León y la Escuela de Industrias Lácteas programa para este mes un curso de esquiladores en Zamora. Un trabajo bien remunerado que ofrece la posibilidad de ganarse bien la vida en el sector ganadero y fijar población en las zonas rurales.
Alfonso Suárez socio de «Esquiladores de la Montaña de León» y ponente de este curso nos cuenta un poco más sobre el esquileo.

La Fundación Escuela Internacional de Industrias Lácteas (EILZA) impartirá en julio el primer Curso de iniciación al esquileo de oveja, patrocinado por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.

Este curso ha sido programado ante la necesidad de estos profesionales que presenta Zamora y que ha quedado patente con el estado de alarma.El curso comenzará el día 16 de julio y consta de 120 horas lectivas (20 días) de las cuales aproximadamente 112 será prácticas en explotaciones ganaderas. La matriculación costará 200 euros, aunque será gratuita para los parados en pos de la inserción.

Se desarrollará en las instalaciones del IES Alfonso IX de la capital, cedidas a Zamora 10 para tales fines, y será impartido por «Esquiladores de Montaña de León» y Ovigén.

El Buscador ha hablado con Alfonso Suárez, uno de los instructores del curso para conocer un poco más esta profesión.Alfonso es un pastor de ovejas de tercera generación. Ha sido pastor durante 20 años, los pastos de la Montaña de Omaña (en León) son los últimos que pisaron sus ovejas. En un momento dado de su vida decidió vender el ganado y meterse a esquilador ante la falta de gente que se dedicara a esta profesión.

En 2002 se unió a otro ganadero de la zona y fundó la empresa «Esquiladores Montaña de León». El primer año comenzaron con tres personas esquilando 25.000 cabezas y actualmente cuenta con más de 50 trabajadores de nacionalidades tan diversas como Argentina, Uruguay y Nueva Zelanda que alcanzan las 500.000 ovejas esquiladas.

La idea no es mala teniendo en cuenta de que en España hay un censo de unos 15.500.000 ovejas, de las cuales 2.700.000 están en Castilla y León y los esquiladores españoles apenas llegan a 500.

Han tenido que acudir a la mano de obra extranjera para cubrir las necesidades de los ganaderos españoles a la hora de esquilar a sus ovejas.

A pesar de la “fama” que tienen de “tirar los precios” estos esquiladores extranjeros, Alfonso nos aclara que es falso: “Conozco cuadrillas españolas de esquiladores, que cobran menos que algún esquilador extranjero. Lo de que los extranjeros tiran los precios de esquilar es falso. Siempre hay casos, pero en términos generales no es así.”

Dependiendo la raza de oveja a esquilar, puesto que unas son más fáciles y otras más difíciles de esquilar, el precio medio de esquilar es de 1,55 € por animal.

En España hay un censo de unos 15 millones y medio de ovejas de las cuales 2.700.000 están en Castilla y León y los esquiladores españoles apenas llegan a 500.

La lana que más se cotiza es la merina, la pagan a unos 0,30 €/kilo. Una oveja merina puede dar unos tres kilos. Los omnipresentes chinos son los que tienen, también, copado el mercado de lana. El resto de lana de otras razas de ovejas ronda los 0,10 €/ kilo.

Viendo el balance de resultados, no estaría mal que la administración creara una línea de ayudas para la esquila y liberara al ganadero de este gasto anual que beneficiara también al esquilador que no tendría que negociar a la baja su trabajo.

“Aunque es un oficio duro, porque son muchas horas con la espalda doblada, se puede decir que da para vivir dignamente todo el año, sin grandes lujos haciendo una campaña de cuatro meses”, como nos indica Alfonso .

Respecto a tratarse de un trabajo estacional, Alfonso nos explica: “La fechas de inicio y fin de campaña de esquileo, hasta ahora estaban muy definidas, empezaban con la llegada de la primavera y terminaban en julio o agosto como muy tarde, pero ahora esto ha cambiado y las ovejas que están estabuladas se suelen esquilar un mes antes de que vallan a parir por lo que esos lotes dan trabajo durante todo el año”.

El esquileo es uno de esos oficios centenarios que desde la Fundación de Industrias Lácteas buscan arraigar, una manera de conservar este patrimonio inmaterial de la lana fina de merina que tan importante ha sido para nuestro país y comunidad autónoma en el pasado.
¡Mucha suerte con la iniciativa!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de datos

Responsable: DON ENRIQUE GÓMEZ ARIENZA
Finalidad: Recepción y moderación de los comentarios, e identificación de los usuarios para interacción con ellos.

Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal
Derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control, como se explica en la información adicional.
Información Adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra “Política de Privacidad”.

diecisiete − catorce =