jueves 28/10/21

Almorzando con... Merkel

Almorzando con... Merkel

Almorzando con... Merkel

En la prensa diaria a veces encontramos datos para nuestra sección y los aprovechamos. Así  ha sido el banquete con el que obsequió,  recientemente, Rajoy a la canciller alemana. Era una visita institucional y, Merkel salió muy complacida o, al menos eso dijo su portavoz de prensa.

El banquete consistió en:

— Pastel de verduras con crema de puerros y vino blanco p a acompañar el plato.

— Solomillo con queso de Cabrales y guarnición, acompañado en este caso de vino tinto.

— Helado de chocolate y menta con frutas del bosque.

El pastel de verduras se confecciona con: alcachofas, judías, coliflor, puerro, espinacas, nata líquida, cuatro huevos enteros, mantequilla, queso parmesano, sal y pimienta blanca.

Se cuecen las judías tiernas, la coliflor, las alcachofas y se hierven las espinacas. Se mezclan  los huevos, la nata, la sal y la pimienta y  las claras previamente montadas.

Esparcir todo en el fondo del molde, en capas alternativas  -al molde  habremos previamente incorporado la mantequilla y el pan rallado- y lo introduciremos en el horno, al “baño maría”, durante una hora y cuarto, a ciento sesenta grados. Pasado este tiempo esperaremos a que se enfríe.  Lo desmoldamos  y lo servimos cortado en rodajas con la crema de puerros.

Para hacer esta crema se cortan los puerros a lo largo, se trocean y se reservan. Se coloca en una olla aceite de oliva para dorar la cebolla cortada en “juliana” y antes de que tome color añadimos los puerros y los rehogamos, así como la cebolla. Trocearemos una patata que se incorpora y  volvemos a rehogarlo todo dejando que se haga durante treinta minutos. Una vez hecho, lo pasamos por la batidora  y, después, por el chino. Lo ponemos al fuego y  añadimos leche. La leche o el agua son para espesarlo o aligerarlo. Lo salpimentamos. Se puede acompañar  con puerro crujiente, cortándolos en juliana y salteados en la sartén.

No nos extraña que Merkel y sus muchachos salieran satisfechos de La Moncloa.

Antonio Esteban

Almorzando con... Merkel
Comentarios