sábado 25/9/21

AUTOVÍA A OURENSE, NO

Seguramente esto me va a traer algún que otro enemigo por oponerme al “progreso”. No acabo de entender bien por qué en este país nos ha dado por asociar progreso y desarrollo a la construcción a mansalva de infraestructuras. Hoy decía el Sr. alcalde de la ciudad del dólar que la autovía era un objetivo irrenunciable, (no es el único político que lo dice e imagino que el alcalde de Castellón también pensó lo mismo de su aeropuerto). Pero, irrenunciable ¿por qué?. Por sus conocimientos, por obligación ante alguien, por convencimiento, por los datos reales de esa infraestructura o lo que es peor a mi entender, por qué él y otros se creen de verdad que será buena para El Bierzo.

Para empezar, los datos:

El primero, el montante de la broma asciende a 1.200 millones de euros o sea 199.000 millones de pesetas, casi nada teniendo en cuenta que misteriosamente en España las obras acaban con un sobrecoste de al menos el 30%.

Segundo: la asociación de constructoras de obra pública en España estima que es necesario al menos un 4% anual del coste de la obra para su mantenimiento así que viendo como se está descarallando la actual red de carreteras ¿de dónde saldrá ese dinerito?.

Tercera: los usuarios, con datos del ministerio, que la van a pagar, no llegan al 70% del mínimo de coches para que una obra así sea rentable, menos de 8000 vehículos al día.

Cuarto: desde A Rua, la carretera actual tiene tres carriles en más de la mitad de su recorrido y está relativamente bien asfaltada y protegida, no así desde Valdeorras hacia Toral.

Más datos, la gente a la que va a “servir” si tenemos en cuenta que iría de Ourense a Toral-Ponferrada y poniéndonos espléndidos serían unas 400.000 personas, pero las comarcas que cruza son por desgracia zonas muy despobladas y envejecidas al igual que todo el interior de Lugo y Ourense, y eso sin un milagro de los de verdad no va a cambiar (más del 26% de la población del Bierzo tiene más de 65 años, no les cuento los de las montañas de nuestros vecinos).

Ahora la opinión: Vamos a ver, si de verdad fuera una obra imprescindible los políticos que llevan un lustro pidiéndola llevarían ese mismo tiempo reclamando el arreglo integral de la actual nacional, por lo menos para que lo que tenemos, fuera una carretera de tres carriles intercambiables en todo su recorrido, se eliminarían algunas curvas (en Suiza también tienen curvas las carreteras), se suprimirían algunos enlaces peligrosos y se convertiría en una vía de alta capacidad de verdad. Pero salvo honrosas excepciones esa reclamación no ha existido salvo en la zona de Trives o Puente Domingo Flórez (clamando por su nacional que esa sí que es de coña ).

Lo que sí ha ocurrido es que la gran cantidad de políticos de los grandes partidos que “defienden” al Bierzo (algunos en su puesto desde el pleistoceno y a los que nunca se les escuchó reclamación alguna sobre la autovía), han mirado para otro lado mientras la Junta de Valladolid trasladaba el eje de desarrollo económico al eje Burgos-Palencia-Valladolid y dejaba a la región leonesa y al Bierzo totalmente al margen de sus planes para la autonomía, siendo territorios cada vez más pobres, más viejos y lo peor más despoblados. ¿Alguna duda sobre esto?. Pues miren a su alrededor.

Si esta autovía es tan necesaria ¿qué adjetivo le ponemos a las carreteras que sacan la pizarra o a la que algún siglo nos conectará con La Cabrera?, ¿y para esa no hay prisa?, ¿es también irrenunciable o es un poquito renunciable?. Nos habíamos quedado en no sé qué del desarrollo. A claro, es que ahora se ha acabado la sopa boba de los planes Miner y en la hucha de la Junta ya no hay calderilla. Vaya, que pena, otro siglo viviendo en la edad media para los de La Cabrera, Casaio y Caurel. (No se apuren, que nos darán: algún cartel turístico, unos cursos subvencionados, un par de calles asfaltadas y a tirar millas).

Los partidos pueden decirnos qué está incluido en sus programas electorales pero imagino que también iba incluida la declaración de la Sierra de la Lastra como parque natural (único por sus características en Galicia y con la mitad de la sierra en El Bierzo aunque aquí priorizamos las canteras); y si ese parque natural es un mandato ciudadano en las urnas, no sé como justificar el destrozo que causará la autovía en algunas zonas con hiperprotección europea, bueno siempre se puede llevar en el mismo programa lo contrario, total nadie nos lo leemos.

Dicen los que están a favor de la autovía que conectará poblaciones, como si la media hora que se tarda a O Barco fuera algo insalvable y además no sé si se han parado a pensar que a uno del Barco le va a quedar Ponferrada a 15 minutos y su capital, Ourense, a poco más de 40, y que a lo mejor dejan de venir a comprar a Ponferrada (los de Monforte ya van a Lugo, que les queda a media hora por la nueva de Chantada y además es su capital).

Y ahora la propuesta: a lo mejor estaría bien apoyar la opción de conectar Valdeorras y El Bierzo con la autovía de las Rías Baixas, el AVE y Portugal, todo de una tacada. Arreglando como dios manda una vía segura y de alta capacidad por A Gudiña por ser un trazado de 100 km, pasará el Ave por allí con la estación “Porta de Galicia” y además se entra en el norte de Portugal por la autovía que va de Chaves a Oporto y Lisboa y por supuesto se accede a Ourense y a Vigo.

Con mucho menos de esos 1.200 millones se podrían dejar niqueladas las actuales carreteras nacionales hasta Monforte y hasta A Gudiña, conectarnos en una hora con la estación del Ave y en hora y media con Portugal. Así tendríamos una buena conexión con esos ejes mucho más importantes que llegar a Ourense destrozando todo el valle del Sil y el del Lor.

Un poco de cabeza y menos fiestas con el dinero de todos.

Salud

Víctor M. García 

AUTOVÍA A OURENSE, NO
Comentarios