jueves 28/10/21

Las castañas de... La china

Las castañas de... La China

1.Hace muchos años ,hacia mediados del siglo XVIII, el señor D.Jonathan Swift, escritor irlandés conocido entre otras cosas por los viajes de Gulliver, recomendaba a los padres de su país, que o bien se comieran a sus hijos o se los dieran como pago de tributos a los ricos hacendados, que asfixiaban a los campesinos con sus impuestos. Solo unos pocos años más tarde entre los que  murieron de hambre y los que se fueron a América o a otros países dejaron a Irlanda con la mitad de su población original.200 años después la historia se repite para desgracia de los irlandeses y de nuevo el tigre celta ,el país más capitalista de la Unión Europea , el milagro de la economía liberal, se desmorona .Hicieron todo lo que se les pidió para entrar en el euro, bajaron sus impuestos a la mitad que en España por ejemplo, atrajeron a todas las megamultinacionales ,crearon “riqueza”  y por supuesto sus bancos se metieron en una burbuja inmobiliaria y de crédito ¿les suena? ,si claro, dirán España está  igual y antes le ha pasado a Islandia o a Grecia además de nuestro hermano Portugal que está a un paso del precipicio, siempre según lo que nos dicen, pues comprobarlo solo es posible viendo que somos todos más pobres. Todos no, solo los de a pie, pregúntenle a Botín. Si dividimos la deuda pública de nuestros países entre los habitantes, cualquier  español, irlandés, portugués o incluso un inglés debe tanto dinero, que si descontamos a los que ya no trabajan y a los que nunca trabajarán, todos tendríamos una hipoteca que sumar a la que ya soportamos .Eso si fuera posible ,que no lo es ,parar de acumular deuda. La situación es realmente insostenible y la solución sencillamente no existe.

2.En una entrevista reciente Douglas Tompkins, el tipo fue el fundador de la ropa de montaña North Face, multimillonario que lleva compradas mas de 440.000 hectáreas en Chile y  Argentina para destinarlas a reservas naturales, decía que, aparte de informática y todo lo demás que aprende un niño hoy día en las escuelas que hay dentro de sus estancias y territorios, los escolares aprenden por ejemplo a construir una cabaña de madera , y el consejo que daba a sus dos hijas,  un tipo que ha conseguido crear una multinacional y generara miles de millones , es sencillamente que se compren una casa con terreno y que aprendan a cultivar la tierra y a hacer cosas con las manos. La tecnología permite que la ropa de este señor se venda por internet y el aconseja/alerta a sus hijos de que la que se avecina es de aúpa, directamente dice: “la humanidad va rumbo al colapso, la demanda está fuera de control.”

3 En noviembre de este año se ha celebrado con gran éxito el primer congreso monográfico sobre los castaños en El Bierzo, una iniciativa muy loable y necesaria para seguir adelante en la lucha contra la pérdida de nuestro árbol tótem, de nuestros altares vegetales, el árbol con el que todos los bercianos u otros pobladores del noroeste ibérico nos identificamos pero que está a un paso del abismo. Los males,  los de siempre  y no por repetidos menos ciertos y graves: despoblación, envejecimiento,  incendios,  abandono de antiguas tareas y prácticas de manejo, minifundismo, falta de unión entre productores, falta de apoyo institucional (la de dinero de Europa enterrado que hay en El Bierzo en plantar pinos raquíticos y cerezos que se mueren a los 4 años, con una milésima parte los catalanes casi han salvado sus castaños).Todos estos problemas han llevado a nuestros castaños a un punto difícil y lo peor está por venir .Si a esos problemas le añadimos lo raquítico y mísero del precio que se abona al que “paña” ,de 50 céntimos a 1 euro, y que comenzamos a tener una invasión masiva de castaña china ,de inferior calidad en fresco  pero indistinguible una vez procesada,  pues ya veremos a ver quién es el listo que se va al souto a rapar frío, gastar gasoil,  pelear por el precio y que luego le digan que  naranjas, perdón castañas, de la China .

Bueno como los castaños llevan ahí cientos de años,  igual no tenemos que darle nuestros hijos como comida a los banqueros, además todos los  bercianines tenemos una tierrina y un souto pa ir viviendo y si los chinos siguen como hasta ahora,  cuando lleguen a 2000 millones no les van a llegar ni sus propias castañas.

Salud

Víctor M. García Rodríguez

Las castañas de... La china
Comentarios