miércoles. 19.06.2024

Este  tenso y adulto drama psicológico que obtuvo excelentes críticas titulado originalmente "The Servant" y dirigido por Joseph Losey en 1963, ofrece una duración de 115 minutos y proviene del Reino Unido. El guión, elaborado por Harold Pinter, se basa en la novela de Robin Maugham, mientras que la cautivadora música es obra de John Dankworth. La cinematografía en blanco y negro corre a cargo de Douglas Slocombe. El reparto estelar incluye a destacados actores como Dirk Bogarde, James Fox, Sarah Miles, Wendy Craig, Catherine Lacey y Richard Vernon.

Las entradas estarán disponibles al precio de 4 € una hora antes de la función, directamente en la taquilla del teatro San Francisco de León.

RESEÑA DE LA PELÍCULA – por RAPAZ

“PARÁSITOS”

Película dirigida en 1963 por Joseph Losey, con guion del Nobel de literatura Harold Pinter, adaptando la novela de Robin Maugam. Pinter y Losey colaborarán dos veces más, en “Accidente” (1967) y “El mensajero” (1971).

Mucha gente piensa que Losey es un director británico y no es así. Nació en La Crosse (Wisconsin), pero fue un declarado marxista, y tras dirigir una película, fue llamado a declarar en 1952 por el Comité de Actividades Antiamericanas y se autoexilió a Reino Unido donde trabajó bajo seudónimo como su amigo Dalton Trumbo.

“El sirviente” nos adentra en la historia de una vampirización, haciendo una disección muy crítica de una clase social decadente en unos escenarios perturbadores y siniestros donde todos son culpables y víctimas.

El film cuenta con grandes actores como un joven James Fox o la excelente Sarah Miles. Sin duda la película gira en torno a su protagonista Dirk Bogarde, un actor que comenzó en la poderosa “Rank Organisation” en los años 50, haciendo numerosos films como “Un médico en la marina” junto a la jovencísima Brigitte Bardot. Su carrera derivó a trabajos mucho más exquisitos y decadentes como la extraordinaria “Muerte en Venecia” de Visconti o “Providence” de Alain Resnais.

Junto a la música jazzística a cargo de Cleo Laine, cabe destacar la fotografía de Douglas Slocombe que nos ofrece una barroca y expresionista puesta en escena, llena de referencias teatrales y detalles simbólicos. Para ello se sirve de espejos que deforman a los protagonistas, blancos escenarios y la mansión, que con sus numerosas escaleras se convierte en un protagonista más.

Losey con su cámara nos lleva magistralmente a través de panorámicas, “travellings” circulares y el uso de la lente de gran angular para mostrarnos las miserias del ser humano, como la envidia, el deseo de posesión y la dominación de unos sobre otros.

Un autor con una mirada profundamente atormentada y pesimista de la sociedad, que en “El sirviente” refleja de una manera sutil y a la vez atroz, una parábola en torno a las relaciones amo-siervo.

Disfruten de este enfrentamiento psicológico entre personajes. Cine en estado puro, elegante y muy inteligente.

RAPAZ

El Cine de los Capuchinos proyectará "El Sirviente" el martes 16 de enero