miércoles. 29.05.2024

Continúa la tendencia positiva en el mercado de trabajo de la provincia que en el mes de abril registró 734 parados menos en todos los sectores, una caída del 3,09% respecto al mes anterior que permite seguir reduciendo la cifra de desempleados y situarla por debajo de la barrera de los 30.000, en concreto, 22.990 personas que buscan una oportunidad de trabajo en la provincia.

Estas cifras positivas se explican en buena parte por el buen comportamiento del sector Servicios, unido al dinamismo de la Semana Santa de este año que generó mucha actividad y empleo en Hostelería, pero también se debe al resto de actividades que lograron crear empleo, aunque en menor medida.

En el cómputo interanual, el descenso del desempleo es notable con 2.522 parados menos en la provincia, lo que significa una bajada del paro del 9,89% respecto a abril de 2022.

Son datos aportados hoy por el SEPE que están en sintonía con el comportamiento del mercado laboral a nivel nacional, donde el paro descendió un 2,58%, y a nivel autonómico que registró una caída del 3,45%. Comparando los porcentajes de reducción del desempleo en relación a abril del año anterior, las estadísticas siguen siendo positivas, con descensos del 7,75% en España y del 9,24% en Castilla y León.

También hay buenas noticias en cuanto a las afiliaciones a la Seguridad Social, con 1.332 cotizantes más en abril, un incremento del 0,82% hasta llegar a los 164.132 afiliados en la provincia, un 1,70% más que hace un año.

La valoración que hacemos desde el CEL es que la actividad empresarial y el mercado laboral están siendo más resilientes de lo que cabía esperar, ante las presiones a las que está sometido como la persistente inflación, el encarecimiento de los costes laborales, de producción y de financiación y el clima de incertidumbre global que afecta las empresas y a sus proyectos de inversión.

Sería muy recomendable que se aplicaran políticas que favorezcan la competitividad de las empresas, con reducción de cargas burocráticas e impositivas y que se redoblen los esfuerzos en la formación y mayor empleabilidad de las personas desempleadas, acomodándose a las necesidades de las empresas y los perfiles técnicos que muchas de ellas están reclamando.

León registró en abril 734 parados menos