sábado. 20.04.2024

Carta abierta a la presidenta de RTVE por la censura tras la faena de Morante de la Puebla

Victorino Martín, presidente de la Fundación del Toro de Lidia, remite una carta a la presidenta del ente público para mostrar el malestar del sector taurino tras la censura informativa que recibe la tauromaquia en sus servicios informativos. Es por ello que desde la FTL se exige la dimisión inmediata de Josep Vilar, director de contenidos informativos de RTVE.
Carta abierta a la presidenta de RTVE por la censura tras la faena de Morante de la Puebla
Carta abierta a la presidenta de RTVE por la censura tras la faena de Morante de la Puebla

El presidente de la Fundación Toro de Lidia, Victorino Martín, ha remitido una carta abierta a Dª. Elena Sánchez, presidenta de RTVE para mostrarle el descontento del sector taurino por el tratamiento informativo que recibe la tauromaquia en el ente público. 

Tras la histórica faena y hecho informativo indiscutible que supuso la faena de Morante de la Puebla el pasado 26 de abril en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, ningún servicio informativo a nivel estatal de TVE dedicó unos segundos a informar de lo sucedido. Desde la FTL como representación del sector se exige que se cumpla la ley, es decir, que la tauromaquia reciba un trato informativo igualitario con respecto a otros sectores culturales como es obligación de la Corporación de RTVE. 

A continuación remitimos la carta íntegra de Victorino Martín a Dª Elena Sánchez:

Estimada presidenta,
 
Nos dirigimos a usted para mostrar el asombro y decepción del sector taurino por la ocultación realizada por la Corporación que preside del acontecimiento histórico que supuso la faena del matador de toros Morante de la Puebla a su segundo ejemplar en la corrida celebrada el pasado 26 de abril en la Plaza de Toros de Sevilla dentro de la Feria de Abril.
 
Como seguramente sabrá, ese 26 de abril Morante de la Puebla realizó una faena que ya es parte de la historia de nuestra mejor cultura, cortando como premio dos orejas y un rabo, hecho insólito y excepcional en la plaza de Sevilla que no ocurría desde hace 52 años, alcanzando así el máximo reconocimiento a un hito artístico contemporáneo de la tauromaquia.
 
La trascendencia del hecho fue tal que el diestro no solo fue sacado a hombros por la Puerta del Príncipe como marca la tradición en la plaza de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla para esos casos, sino que fue llevado de esa manera hasta su mismo hotel por las calles de Sevilla, que tuvieron que ser cortadas al tráfico por la aglomeración de personas que acompañaba ese trayecto, tal era la exaltación provocada con su descomunal actuación.
 
La faena de Morante de la Puebla fue un acontecimiento de enorme repercusión pública y como tal tuvo eco en todos los informativos de las televisiones generalistas como Antena 3, Telecinco o La Sexta; fue portada en diarios como El Mundo, ABC o la Razón, teniendo espacio en la práctica totalidad de medios, como El País, La Vanguardia, El Confidencial o Marca; se recogió en prácticamente todas las emisoras de radio de ámbito general como la SER, Onda Cero o la COPE, fue tendencia en redes sociales… En definitiva, fue un acontecimiento en España para todo el mundo.
 
Para todos menos para los informativos de Televisión Española, que no le dedicaron ni un minuto. Saltándose de manera flagrante los Principios Básicos de la Programación aprobados por RTVE que establecen que “el primer deber de la Corporación consiste en garantizar el derecho de los ciudadanos a una información objetiva, veraz, plural e independiente de cualquier grupo político, económico o de presión”.
 
Incumpliendo por supuesto el Estatuto de Información de la Corporación RTVE que establece que “los profesionales de la información audiovisual tienen el deber de ofrecer a la sociedad información de relevancia pública”.
 
Incumpliendo en definitiva lo establecido en la Ley 17/2006, de 5 de junio, de la radio y la televisión de titularidad estatal, el Mandato-marco a la Corporación RTVE aprobado por los Plenos del Congreso de los Diputados y del Senado y otra normativa básica de aplicación. Así:

  • El artículo 3 de la Ley 17/2006 atribuye a la Corporación RTVE, la gestión del servicio público de radio y televisión en los términos que se definen en ella. Se trata por tanto de una entidad a la que se encomienda el servicio público de titularidad del Estado de radio y televisión.
  • El artículo 2.1 de la Ley 17/2006 define dicho servicio público como un servicio esencial para la comunidad y la cohesión de las sociedades democráticas que tiene por objeto la producción, edición y difusión de un conjunto de canales de radio y televisión con programaciones diversas y equilibradas para todo tipo de público, cubriendo todos los géneros y destinadas a satisfacer necesidades de información, cultura, educación y entretenimiento de la sociedad española; difundir su identidad y diversidad culturales; impulsar la sociedad de la información; y promover el pluralismo, la participación y los demás valores constitucionales, garantizando el acceso de los grupos sociales y políticos significativos.
  • La Corporación es un poder público, en la medida en que presta un servicio público esencial. Por ello, la producción, edición y difusión del conjunto de canales de radio, televisión y los servicios interactivos de la Corporación debe ofrecer programaciones diversas y equilibradas destinadas a satisfacer necesidades de información, cultura y entretenimiento de la sociedad española, lo que necesariamente debe incluir programación destinada a cubrir la actualidad y el mundo taurino en sus más variadas manifestaciones.
  • La ausencia de oferta de espectáculos taurinos, así como de cobertura informativa en los programas informativos diarios, tanto en la programación nacional como en las desconexiones territoriales, que cuente la actualidad taurina deja de lado a millones de españoles que tienen interés en recibir información y cobertura de la actualidad taurina en sus más variadas manifestaciones. También se ningunea a un sector de actividad dentro de nuestro país que tiene especial trascendencia en el ámbito económico, rural, medioambiental, agrícola y ganadero. Y eso incumple la Constitución, la legislación ordinaria, así como el propio estatuto de la Corporación que Ud. preside.
  • El artículo 3.2 de la citada Ley 17/2006 atribuye a la Corporación RTVE, en el ejercicio de su función de servicio público, entre otros deberes, (i) garantizar la información objetiva, veraz y plural, que se deberá ajustar plenamente al criterio de independencia profesional y al pluralismo político, social e ideológico presente en nuestra sociedad; (ii) promover la cohesión territorial, la pluralidad y la diversidad lingüística y cultural de España; (iii) ofrecer acceso a los distintos géneros de programación y a los acontecimientos institucionales, sociales, culturales y deportivos, dirigidos a todos los sectores de la audiencia, prestando atención a aquellos temas de especial interés público; y (iv) promover el conocimiento de las artes, la ciencia, la historia y la cultura.
  • El artículo 28 de la misma Ley 17/2006 obliga a la Corporación RTVE a asegurar en su programación la expresión de la pluralidad social, ideológica, política y cultural de la sociedad española.
  • El artículo 7 del Mandato-marco a la Corporación RTVE aprobado por los Plenos del Congreso de los Diputados y del Senado, fija como objetivos generales de Servicio Público la producción, edición y difusión de un conjunto de canales de radio, televisión y medios interactivos e internet con contenidos de calidad diversos y equilibrados para todo tipo de público, cubriendo todos los géneros y destinados a satisfacer necesidades de información, cultura, educación y entretenimiento de la sociedad española reflejando su identidad y diversidad cultural, lingüística promoviendo el pluralismo y la participación.
  • El artículo 11 del Mandato-marco establece que los contenidos de la Corporación serán reflejo de la pluralidad social, cultural y lingüística que define a la sociedad española.

 
 
Es evidente que con el actual silencio que la programación de la Corporación lleva a cabo de la realidad cultural taurina se incumplen de manera sistemática los deberes y obligaciones legales antes descritos. 
 
La ocultación en sus informativos de la información taurina, incluso cuando se trata de actuaciones históricas como lo es la faena de Morante de la Puebla, supone un ejercicio de censura informativa que no es compatible con nuestros principios democráticos, ni puede responder a ningún ejercicio objetivo de elección de lo que resulta informativamente relevante, sino única y exclusivamente a un sectarismo ideológico que demuestran con su permanente silenciamiento de noticias sobre tauromaquia y que es indigno e impropio de una televisión que debe ser de todos los españoles. De los que no les gustan los toros, pero también de los que somos aficionados.
 
En este sentido, desde la Fundación del Toro de Lidia:
 

  1. Exigimos la dimisión inmediata de Josep Vilar, director de contenidos informativos de RTVE y responsable del silenciamiento de la noticia de la faena de Morante de la Puebla en Sevilla, pero también de manera general de todo lo relacionado con la tauromaquia en sus informativos.

 

  1. Exigimos que RTVE cumpla con sus obligaciones legales y dé un tratamiento informativo continuado del sector taurino, con un alcance al menos similar al que reciben otras actividades culturales como el cine, el teatro o la música en vivo, algunas con menor presencia social que la tauromaquia.

 

  1. Exigimos que RTVE dé cumplimiento inmediato a la Proposición no de ley aprobada el día 10 de mayo de 2021 en la Comisión Mixta de Control Parlamentario de la Corporación RTVE en la que se requerían distintas actuaciones de promoción, información y difusión de la tauromaquia.

 
Atentamente,
Victorino Martín

Carta abierta a la presidenta de RTVE por la censura tras la faena de Morante de la Puebla