domingo 5/12/21

“En El Bierzo, muchos jóvenes se han dado cuenta de que hay una oportunidad laboral en el medio rural gracias a la agricultura y a los magníficos productos de calidad bercianos. Nosotros les ayudamos consiguiendo terrenos y prestándoles asesoramiento, formación y hasta maquinaria, si la  precisan”

Los presidentes del Consejo Comarcal y de la Diputación de León, Gerardo Álvarez Courel y Eduardo Morán, renovaron el convenio del Banco de Tierras. El acuerdo, que por primera vez será cuatrienal, establece un presupuesto anual de 112.500 euros, que permitirán continuar con la recuperación de terrenos para la actividad agrícola y la profesionalización del sector en El Bierzo. 

La administración provincial aporta el 80% del dinero (90.000 euros) y la comarcal, el 20% restante (22.500 euros). Son las mismas cifras del convenio firmado el año pasado.

Gerardo Álvarez Courel agradeció el apoyo de la Diputación para el desarrollo de un servicio creado en 2013 y “que ha demostrado ser un éxito y un ejemplo para otros territorios”. 

La labor realizada por el Consejo Comarcal de El Bierzo ha llamado la atención de administraciones, colectivos de agricultores, universidades y medios de comunicación de España por sus “magníficos resultados”, que “están permitiendo cambiar el modelo tradicional de minifundio y agricultura para el autoconsumo por un modelo empresarial capaz de asegurar el relevo generacional en el campo”, destacó.


Morán, ha subrayado la importancia de incorporar “nuevos activos” al sector primario que realiza este Banco de Tierras. En este tiempo, ha señalado, “se han puesto en producción cerca de 2.500 parcelas e incorporado al campo a gente que no había tenido ningún contacto con el mundo de la agricultura, algunos especializándose en agricultura ecológica y, además, poniendo en marcha alguna cooperativa agrícola”.

El presidente berciano expresó su deseo de que otras administraciones apoyen económicamente el Banco de Tierras de El Bierzo, especialmente se dirigió a la Junta de Castilla y León. “Está claro que es una herramienta excepcional para superar el problema de la despoblación y fijar población en el medio rural”, afirmó. 
 
Más de 2.400 parcelas adjudicadas

El Banco de Tierras de El Bierzo es un servicio de intermediación entre propietarios de fincas en desuso y agricultores profesionales o nuevos emprendedores. 

Gestiona 3.500 parcelas, de las que ha adjudicado 2.454. La mitad son de viñedo, el 20% destinadas al cultivo de hortalizas, el 9% para frutales, el 12% para pastos, el 5% para castaños y el 3% para uso apícola. 

Desde 2013, se calcula que han pasado por el servicio 2.300 personas; se han atendido más de un millar de demandas de fincas; se ha dado solución jurídica a un problema relacionado con la propiedad a 300 usuarios y más de mil personas han participado en diferentes acciones formativas gratuitas, organizadas en colaboración con los sellos de calidad y asociaciones de productores.

Es importante la labor de promoción de la actividad agrícola y de los productos de calidad bercianos del Banco de Tierras. 

“Realizamos campañas para el fomento del cultivo hortícola, a favor de la profesionalización del sector y para la recuperación de viñedos; apostamos por el consumo de kilómetro cero gracias a las ferias ‘Apostando por El Bierzo. Naturalmente’ y campañas en redes sociales, en las que han participado personalidades de El Bierzo, y contribuimos al mayor conocimiento de nuestros productos de calidad con la celebración de las “Rutas por la Calidad’, que hemos retomado con éxito gracias a la mejora de la situación sanitaria”, señaló.

Gestiona 3.500 parcelas, de las que ha adjudicado 2.454. La mitad son de viñedo, el 20% destinadas al cultivo de hortalizas, el 9% para frutales, el 12% para pastos, el 5% para castaños y el 3% para uso apícola. 

Sin olvidar la dinamización en el medio rural, gracias al apoyo a nuevos emprendedores que deciden apostar por la agricultura.

Entre 2019 y 2020, se desarrolló la campaña “Hazte profesional y quédate en El Bierzo, crece en tu tierra” y se lideró un itinerario empresarial con un grupo de emprendedores. “Nuestro trabajo dio sus frutos y hemos conseguido que se ponga en marcha la primera cooperativa hortícola de El Bierzo, Huertas del Sil”. 

Como novedad, Courel destacó la colaboración con la Asociación de Apicultores Leoneses para conseguir fincas aptas para la instalación de colmenas, “una actividad con gran potencial en la comarca”.

El presidente comarcal se mostró convencido de que el sector agroalimentario desarrolla en El Bierzo un papel imprescindible en la fijación de población en el medio rural, en la conservación de sus valores ambientales, paisajísticos, culturales y gastronómicos y en la cohesión social y territorial. “La agricultura es un sector decisivo para la economía berciana y fundamental en la generación de empleo, riqueza y bienestar en la población”. 

¿Tienes en mente un proyecto de agricultura?
Comentarios