viernes 20/5/22

El alcalde visita al taller donde se restauran los azulejos de Zuloaga (1928).

Antes del verano concluirá la restauración de los ocho bancos y de la fuente del taller de Zuloaga, que volverán al jardín de la Residencia de Mayores ‘Virgen del Camino’, donde podrán ser visitados por el público.

El alcalde y el arquitecto Ramón Cañas, durante la visita al taller donde se restauran los azulejos de Zuloaga (1928)
El alcalde y el arquitecto Ramón Cañas, durante la visita al taller donde se restauran los azulejos de Zuloaga (1928)

Avanzan a buen ritmo los trabajos de restauración de la fuente y de los ocho bancos que el taller del ceramista segoviano Daniel de Zuloaga diseñó en 1928 para la plaza de la Catedral de León y que, tras numerosas peripecias, terminaron en los jardines de la Residencia Municipal de Mayores ‘Virgen del Camino’, a donde dentro de unos meses regresarán tras su restauración.


El alcalde de León, José Antonio Diez, ha sido informado esta mañana del delicado proceso de restauración de todo el conjunto de Zuloaga en la visita que ha girado al taller de la calle Dámaso Merino. Diez ha mostrado su satisfacción por el trabajo realizado hasta ahora. “Ya estamos en el ecuador del plazo de la restauración de un conjunto único en España en su especie, por su tamaño y calidad”, ha asegurado el alcalde, quien ha añadido que “esta acción es muy importante para complementar el conjunto histórico y artístico de la ciudad y que va a ser visitable por vecinos y turistas en los jardines de la Residencia de Mayores Virgen del Camino”.


El proyecto
El proyecto de restauración ha sido redactado por el arquitecto leonés Ramón Cañas y está siendo ejecutado por la empresa leonesa  ‘Estudios y obras Campo SL’, con un presupuesto global de 224.416 euros, financiado al 50% por fondos europeos del plan Edusi León Norte.


El regidor ha podido contemplar el avance de la restauración de la fuente, de 5,5 metros de diámetro, que presidía el centro de los jardines que en 1928 existían en la Plaza de la Catedral, delante de la fachada principal. La fuente permaneció enterrada desde la década de los años cuarenta bajo un parterre en la misma plaza hasta que fue recuperada en los trabajos de peatonalización de la calle Ancha y plaza de La Regla en la década de los noventa del pasado siglo.


La fuente está decorada con azulejos vidriados con la imagen de la fachada principal de la Catedral. Por su parte, los respaldos de los ocho bancos reproducen imágenes de la época de los monumentos más destacados de la ciudad: Catedral, San Isidoro, Plaza Mayor, Plaza del Grano y conjunto del edificio de Botines de Gaudí y palacio de los Guzmanes, así como el santuario de la Virgen del Camino.


La fuente está compuesta por cerca de 500 azulejos, de los que se conservan una gran mayoría, aunque su estado está requiriendo una profunda labor de limpieza, consolidación y restauración. Los azulejos que se han perdido, unos 80, están siendo reconstruidos gracias a que el taller heredero  del ceramista Daniel Zuloaga, regentado por uno de sus nietos, y el Museo de Zuloaga en Segovia, guardan los bocetos y dibujos originales que se utilizaron en 1928 para la construcción de todo el conjunto artístico.


Una pérgola de protección
Cuando concluyan las obras de restauración, la fuente y los bancos se reinstalarán en los jardines de la Residencia Municipal de Mayores ‘Virgen del Camino’, junto a la verja que da a la calle Mariano Andrés, con el fin de que puedan ser contemplados por los viandantes. Ya se ha construido la bancada de hormigón sobre la que se asentarán la fuente y los bancos, que, además, estarán protegidos por una pérgola de acero. También se podrá acceder a los jardines en los horarios de visita establecidos.

El alcalde visita al taller donde se restauran los azulejos de Zuloaga (1928).
Comentarios