viernes. 24.05.2024

Esto ha permitido seguir reduciendo la cifra de demandantes de empleo en la provincia, situándose en 21.449 personas. En comparación con julio de 2022, la disminución del paro es más significativa, alcanzando el 7,57%, lo que supone que 1.757 personas encontraron empleo en el último año.

León fue una de las cinco provincias de la Comunidad que logró reducir el desempleo en julio, mientras que en el resto de provincias aumentó en un promedio del 0,08%. A nivel nacional, el desempleo descendió un 0,41% respecto al mes anterior. En la comparativa interanual, Castilla y León registró una caída del paro del 9,09%, mientras que León lo hizo en un 7,57%.

En cuanto a las afiliaciones, León sumó 1.023 nuevos cotizantes, lo que representa un aumento del 0,72% con respecto al mes anterior, alcanzando un total de 167.736 afiliados a la Seguridad Social, un 1,57% más que hace un año, siendo la segunda provincia con mayor número de cotizantes.

A pesar de estos datos alentadores, se observa que el ritmo de creación de empleo está decayendo con el tiempo, lo que plantea incertidumbre para la segunda mitad del año en el mercado laboral. Factores como el posible declive en el consumo de los hogares, la persistente inflación, el aumento de los tipos de interés y la incertidumbre política, no son favorables para mantener la dinámica positiva en la economía y la actividad empresarial.

Además, se mencionan obstáculos como la alta presión fiscal, la burocracia innecesaria y la falta de perfiles profesionales adaptados, así como los problemas estructurales que enfrenta la provincia de León, especialmente en términos demográficos con una reducción de población activa. Estas dificultades pueden afectar la capacidad de las empresas para llevar a cabo nuevos proyectos y generar oportunidades de empleo.

Tímida bajada del paro en León que registró 72 desempleados menos en julio