jueves. 30.06.2022

Nueva política de retención de talento basada en la FP, la investigación y las universidades

La Junta de Castilla y León defenderá, mantendrá y mejorará los estándares de éxito del modelo educativo de la Comunidad durante la XI legislatura.
Universidad de León
Universidad de León

La consejera de Educación, Rocío Lucas, ha comparecido esta mañana en las Cortes de Castilla y León para detallar las prioridades de su departamento durante la presente legislatura.

Partiendo de la base de que el éxito del sistema educativo de Castilla y León ya es una realidad, Lucas ha reivindicado el trabajo que lleva alcanzar esas tasas de calidad -tanto para la Consejería que dirige, como para los profesionales de la Educación-. Un esfuerzo y un compromiso que se han demostrado en pandemia. Mientras el resto de comunidades resolvían la situación con turnos y enseñanza telemática, Castilla y León consiguió un 100 % de presencialidad. Algo, que hubiera sido imposible sin la apuesta de la Junta o el esfuerzo de los docentes.

Para no perder esos primeros puestos, para no mermar calidad, Rocío Lucas se ha comprometido a seguir trabajando en este sentido. Lo más inmediato, ha dicho, es utilizar las competencias autonómicas para hacer frente a la devaluación del sistema que propone el Gobierno con la recién estrenada ley y su desarrollo. Para ello, se ultiman unos currículos que subsanarán todas las carencias de los estatales: la Historia, la Filosofía o Literatura son solo algunos ejemplos que ha mencionado la consejera.

El Plan de Éxito Educativo ha demostrado buenos resultados y se ha visto reforzado la pasada legislatura. En esta misma línea, Lucas ha anunciado la implementación de esta medida también en 1º de la ESO y en 3º de Primaria, por ser momentos especialmente trascendentales para la lectoescritura.

Asimismo, la pasada legislatura -a pesar de la pandemia- se ha avanzado en compromisos como el Plan de Mejora de las Matemáticas y, para el próximo curso, la consejera ha anunciado que presentará un informe con propuestas metodológicas para implantar en Primaria y “otorgar a nuestros docentes las mejores herramientas para lograr que el alumnado pueda interesarse por las matemáticas desde el comienzo de su vida académica”.

Mejorar las condiciones y la formación de los docentes

Durante los últimos años Rocío Lucas ha destacado la labor de los docentes como un pilar fundamental para el sistema educativo. Para esta legislatura ha anunciado un notable avance en este reconocimiento, gracias a la materialización del acuerdo firmado con las organizaciones sindicales en enero de este mismo año.

Según ha manifestado la titular de la Consejería, “este acuerdo supondrá, a partir del 1 de septiembre de 2022, una bajada de ratios, un aumento en las plantillas, una mejora en la ratio para la atención a la diversidad y una reducción del horario lectivo de nuestros docentes”.

No es menos importante, señala la consejera, el compromiso de la Junta para conseguir una mayor estabilidad en el empleo y una reducción del porcentaje de interinidad. Para la consecución de estos objetivos, ha recordado que este mismo año se convocarán casi 2.500 plazas.

Para la Junta, la formación continua del profesorado otorga un plus de calidad al sistema, por lo que no han dejado de trabajar en esta línea. La consejera ha anunciado que su equipo está actualizando el modelo de Competencias Profesionales del Profesorado; una herramienta que Castilla y León ya creó hace más de 10 años de forma pionera y que servirá de orientación a los futuros Planes Autonómicos de Formación.

Enmarcadas en esta política se encuentran las llamadas “aulas del futuro” que sirven para que los docentes “puedan experimentar esas modernas, eficaces e innovadoras metodologías de formación y aprendizajes propias de nuestro tiempo”. La formación digital, emocional y de idiomas de los profesores son solo otros de los ejes planteados por la Consejería para los próximos años.

Educación de 2 a 3 años

Rocío Lucas ha recordado que la educación gratuita para los niños de dos años es la mejor prueba de que los compromisos de este Ejecutivo no se los lleva el viento: porque ya está en marcha y será una realidad en las aulas de más de 680 centros a partir del próximo mes de septiembre.

La titular de Educación ha defendido el proceso de la puesta en marcha de este servicio para el que se ha contado “con la participación de las entidades representativas del sector, buscado mantener el actual equilibro entre la oferta de centros públicos y privados para garantizar el derecho a la libre elección de centro”. De hecho, ha dedicado parte de su comparecencia a defender con cifras la libertad de las familias como otra de las señas de identidad de la educación de Castilla y León.

Respecto a los recursos humanos, la consejera ha recordado que “el establecimiento de estas aulas va a suponer la entrada de técnicos superiores de educación infantil en los centros educativos” una cuestión que abordarán con las organizaciones sindicales.  

Equidad

Rocío Lucas ha defendido la política de equidad de la Junta, que ha llevado a Castilla y León a situarse como como una de las comunidades con mayores niveles de equidad educativa de España y de los países del entorno, tal y como señalan varios informes internacionales.

Esta situación, según ha defendido la consejera, tampoco es casual, “son años de aplicar políticas y de poner en marcha  líneas de actuación con el fin de garantizar esta equidad: desde las relacionadas con becas y ayudas para garantizar la igualdad de oportunidades de todos los alumnos, con independencia de su situación socioeconómica o de su lugar de residencia, hasta el apoyo y el refuerzo educativo para los que más lo necesitan, o las actuaciones en materia de atención a la diversidad”. Líneas de trabajo que ha prometido seguir abordando y ampliando para avanzar en igualdad e inclusión.

Infraestructuras y nuevas tecnologías

Convencida de que “es imprescindible contar con unos medios materiales que permitan desarrollar la actividad educativa en condiciones óptimas”, la consejera ha desgranado algunas de las principales obras que se realizarán en los próximos años. Solo en nueva construcción, ha anunciado, la inversión en esta legislatura superará los 126 millones de euros.

Asimismo ha recordado el esfuerzo que su departamento está realizando en materia de nuevas tecnologías y cuya línea de trabajo no ha hecho más que empezar: “en estos próximos cursos culminaremos el proyecto iniciado este año, para el suministro e instalación de elementos de cableado y electrónica de red, con el fin de aprovechar al máximo la conectividad y capacidad de comunicación de nuestros centros, con una inversión total de 30 millones de euros hasta el año 2025”, ha recordado Rocío Lucas. Además, ha adelantado que entre 2022 y 2023 la Junta invertirá 47 millones de euros en equipamiento TIC.

La Formación Profesional seguirá avanzando

La FP ha despegado en Castilla y León y ahora tiene que seguir ofreciendo respuestas adaptadas a tiempos cambiantes, algo a lo que se ha comprometido Rocío Lucas. Tras la buena acogida de medidas como la creación de la primera red de España de Centros de Excelencia Profesional -de la que ya forman parte 49 centros sostenidos con fondos públicos-, o la implantación de 75 nuevos ciclos en los últimos tres cursos, toca seguir avanzando.

La inserción laboral ya alcanza al 85 % de los jóvenes que terminan sus estudios de FP, pero  la Consejería aspira a más: “tenemos un ambicioso objetivo, que la Formación Profesional, gracias a esta colaboración entre centros de formación y empresas, se convierta también en el motor de la I+D en las pymes y micropymes”, ha anticipado la titular de Educación.

En este sentido, se trazarán itinerarios más flexibles, se trabajará más coordinadamente con el tejido empresarial para dar respuesta a sus necesidades de recursos humanos y se intensificará la vertiente práctica de esta formación. Lucas ha recordado que ya están en marcha importantes avances metodológicos para hacer la FP más flexible, más técnica y más internacional.

De hecho, la titular de Educación ha anunciado la puesta en marcha de un Centro de Apoyo a la Docencia, la Digitalización, la Innovación aplicada y el Emprendimiento en la Formación Profesional de Castilla y León (CADDIE-FPCyL). Un espacio en el que puedan trabajar juntos los centros de formación y las empresas a nivel local para impulsar la Formación Profesional dual, el emprendimiento, las metodologías activas, la digitalización y el desarrollo de soluciones innovadoras. Una fórmula para que las soluciones se ajusten más las necesidades de las pymes y micropymes de la Comunidad y que contribuyan a mejorar su competitividad.

El sistema universitario será prioritario

“Impulsaremos una política decidida de generación, retención, captación y retorno del mejor talento y ofreceremos las condiciones necesarias para que esto sea una realidad en los próximos cuatro años”. Las primeras palabras de Rocío Lucas al abordar la política universitaria han dejado claro el principal objetivo: retener el talento que crea el sistema educativo de Castilla y León.

Para conseguirlo, ha dicho la consejera, facilitarán el acceso de los jóvenes a las universidades de la Comunidad trabajando por una EBAU única, ampliando la política de becas y bajando aún más las tasas: las primeras matrículas de los másteres habilitantes del próximo curso 2022-2023 costarán casi 400 euros menos que el curso anterior.

La Consejería, además, trabajará con universidades y empresas para diseñar una oferta de titulaciones pegada al territorio y las necesidades del tejido productivo. Para ello jugarán un papel fundamental los campus exteriores y el Plan TCUE (Transferencia Conocimiento Universidad Empresa). Desde que existe este Plan “las universidades de la Comunidad han fomentado el espíritu emprendedor, atendiendo en torno a 3.000 emprendedores, impulsando la elaboración de 943  planes de negocio y propiciando la creación de  331  nuevas empresas” ha señalado la consejera de Educación”.

El apoyo a la investigación será otro pilar en esta política de retención de talento. Así, se reforzarán las estructuras de investigación de excelencia y se diseñarán “lugares de encuentro entre clústeres, científicos, estudiantes y empresarios con el objetivo de orientar sus líneas de investigación, encontrar soluciones a sus necesidades y desarrollar iniciativas innovadoras propias en un entorno amigable”, ha insistido Rocío Lucas.

Se trata, según ha subrayado la consejera, de implementar medidas para que “las universidades puedan convertirse en los departamentos de I+D+I de nuestras pymes, coordinando así esfuerzos, inversiones y visiones”.

Nueva política de retención de talento basada en la FP, la investigación y las...
Comentarios