domingo. 16.06.2024

En una reunión celebrada hoy, 16 de enero de 2024, el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se ha reunido con las Organizaciones Profesionales Agrarias ASAJA, la alianza UPA-COAG y UCCL. En el encuentro, se acordó enviar una carta conjunta a la ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, instándola a derogar la normativa que incluyó al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Además, se busca impulsar la modificación del estatus de protección, en línea con las directrices de la Comisión Europea.

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, junto con las Organizaciones Profesionales Agrarias, mantiene su postura de exigir al Gobierno de España una inmediata flexibilización del régimen de protección del lobo en Castilla y León. Esta solicitud se alinea con la reciente decisión de la Comisión Europea, que respalda la posición de la Junta y deja en evidencia la decisión del Gobierno de España de proteger estrictamente al lobo al norte del río Duero.

En diciembre de 2023, la Comisión Europea determinó que la protección del lobo en Europa debe cambiar de un régimen de protección estricta a uno de simple protección. Este cambio implica la modificación del Convenio de Berna, un paso necesario para ajustar el régimen legal del lobo en el ámbito de la UE, según la Directiva 92/43/CEE del Consejo.

La Junta de Castilla y León, junto con las Organizaciones Profesionales Agrarias, ha llevado a cabo diversas acciones para defender su postura, incluyendo acciones legales y la presentación de sus argumentos ante las instituciones europeas. La reciente carta dirigida a la ministra Teresa Ribera destaca la importancia de derogar la Orden Ministerial que privó a la Junta de la gestión de la especie al norte del río Duero y aboga por la recuperación de esta capacidad.

La carta también solicita al Gobierno de España que impulse la modificación del estatus de protección del lobo en el marco de la Unión Europea, incorporando todas sus poblaciones en el anexo V de la Directiva Hábitats, siguiendo las directrices de la Comisión Europea. Se destaca la necesidad de una mayor flexibilidad en la gestión del lobo para asegurar la supervivencia del sector ganadero de extensivo.

Castilla y León aboga por la flexibilización en la gestión del lobo