jueves 19/5/22

Conceyu denuncia el engaño del polígono industrial de Torneros

Desde Conceyu País Llionés afirman que "el proyecto de la plataforma intermodal de Torneros no contempla ni una sola vía férrea, ni muelle de carga"

Plataforma Logística Torneros
Plataforma Logística Torneros

Los leonesistas califican de trampantojo sin futuro incierto la plataforma intermodal de Torneros, un proyecto que ilusionó a los leoneses con la posibilidad de convertirse en enclave estratégico y eje del transporte en el noroeste de España y que según afirman tras ver el proyecto, será un polígono industrial al uso.

Carlos González García, presidente de Conceyu País Llionés nos hace un claro resumen de la situación en el siguiente comunicado.

La previsión de dicha plataforma, de Torneros-Grulleros, era la de permitir el intercambio de transporte de mercancías entre carretera y ferrocarril, en un enclave estratégico, en el noroeste de España. Sin embargo, el proyecto actual, adjudicado en abril de 2021, a las empresas Uxama Ingeniería y Arquitectura, S.L.P.U. y Omicron-Amepro, S.A., solo prevé lo ordinario para urbanizar un simple polígono industrial.

Así consta en el propio proyecto, de 645 páginas: “El proyecto desarrolla las obras de urbanización correspondientes a saneamiento y drenaje, abastecimiento de agua potable, alumbrado público, telecomunicaciones, gas, jardinería, y movilidad”... “configurar los diferentes viales y parcelas, así como la ejecución del pavimento de calles y aceras”. “Como actuación complementaria, se incluye la adecuación del enlace existente en la LE-11, al norte de la plataforma”.

Después de varios retrasos acumulados, lo más pronto que podrá acabar, en previsiones de Conceyu País Llionés, es para mediados del 2024. Mientras, el de Valladolid avanza “a todo tren”, con paso firme, auspiciado por la Junta de Castilla y León y por el Gobierno de España.


Frente a la indefinición específicamente intermodal de Torneros, el de Pucela contempla ya la instalación de una playa de vías, entre 8 y 12, con cargaderos para trenes de 750 m, y esperan que esté listo en 2023 -así lo vaticina el alcalde socialista Oscar Puente-.

Cuando el de Torneros finalice, habida cuenta de su simpleza, habrá que redactar y ejecutar otro complementario: el necesario para convertir ese espacio en intermodal, es decir, imbricar vías férreas y carreteras, con sus muelles de carga. Otros 2 años como mínimo. Estas distintas fases, de concretarse finalmente, nos situarían en el horizonte del 2026-2027.

Pero si ya el proyecto actual, con datos de febrero de 2020, informa que se introducen cambios respecto al inicial de 13 de enero de 2015, basado en “nuevo estudio de tráfico, en el que se analizaban nuevamente las condiciones de conexión de la Plataforma Logística con el viario exterior, bajo hipótesis más realistas que en estudios anteriores de la evolución del tráfico, y del que se deduce la no necesidad de implementar una nueva conexión al sur del área de actuación”, cuando finalice la ejecución del presente proyecto, sin duda habrá de ceñirse, nuevamente, al tráfico real en esos años -sobre el 2025/2026-, en que muy probablemente será ya ínfimo por estar en pleno uso el complejo de Valladolid -según el fuerte empeño mostrado por el Gobierno, Junta y Ayuntamiento-, que acaparará la instalación de empresas y el tráfico de mercancías entre el este de España (Aragón...), Madrid, Galicia y norte de Portugal.

Es altamente probable que por esas fechas Torneros ya sea tan solo un punto de carga hacia Asturias, y poco más. Incluso es probable que el de Torneros quede obsoleto, y no se ejecute.

El que hace una década fuera el proyecto estrella del noroeste español, avalado por todos los partidos, hoy sigue durmiendo el sueño de los justos, con algunos trampantojos, o señuelos, como el proyecto actual, que no pasa de ser el de urbanización de un simple polígono industrial. ¡Nos han robado el noroeste! Estos trampantojos permiten dilatar, sine die, su abordaje pleno, y a algunos políticos seguir intentando convencernos de que “el proyecto avanza” (Cendón dixit), para ir sorteando sufragios de forma indemne.


Pero, aunque ambos partidos, PP y PSOE, se culpan recíprocamente, lo cierto es que del fiasco de Torneros ambos son responsables, en “comandita”, por acción (a favor del centro logístico de Valladolid), y por omisión (sobre la plataforma de Torneros).

Mientras el proyecto de León aún no tiene partida comprometida, y la Junta argumentaba que para desarrollar la plataforma era necesaria la participación de inversores privados, el de Valladolid se financia con dinero público, y avanza veloz: “es un proyecto de Región [entiéndase Autonomía] y de país”, decía el alcalde Oscar Puente.

Otros proyectos sinérgicos, dejan ver el interés, tanto del Gobierno, como de la Junta, en potenciar el hub (complejo) pinciano: talleres de RENFE que estaban destinados a León y que el Gobierno de Rajoy emplazó finalmente en Pucela, más los antiguos talleres legionenses, allí desplazados. Hay que añadir, en ese complejo, el futuro parque agroalimentario que se había prometido por Herrera para El Bierzo, y que se está diseñando en Valladolid con el apoyo expreso del Gobierno de España (PSOE y UP).

Este proyecto global, de Valladolid, galopa raudo, en intención, apoyos y ejecución. Oscar Puente lo prevé acabado para el 2023. Es arropado por todas las fuerzas implicadas, que se concentran en el organismo financiador, que ya ha liberado 40 millones, “Valladolid Alta Velocidad 2003 S.A.”: sociedad de capital público, constituida por el Ministerio de Fomento (ADIF, Renfe), la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Valladolid. Por cierto, para el de León no consta ninguna petición económica de fondos europeos.

Hay que destacar, como políticos que debieran representar los intereses de León, la dejación (intencionada) de los Consejeros de Fomento de la Junta, Antonio Silván, hasta el 2015, y después de Juan Carlos Suarez-Quiñones (ambos del PP), respecto a la plataforma de Torneros, y su apoyo al hub pucelano. Recordemos también que el Gobierno de España acaba de retirar, del Plan Conectar Europa, el proyecto de rehabilitación del eje ferroviario Vía de la Plata, hasta Plasencia, que las previsiones de Europa recogían, y que podría articularse muy satisfactoriamente con la plataforma de Torneros, para conectar el tráfico de mercancías con el sur de España.


El Cid aún cabalga, y Rodolfo Martín Villa se reafirma -en su imposición de esta Autonomía, tan lesiva para los intereses de León- como aún hacen algunos partidos -. Esto es, “sostenella y no
enmendalla”.

En León, a 6-2-2022.
Fdo.- Carlos González García
Presidente de Conceyu País Llionés

Conceyu denuncia el engaño del polígono industrial de Torneros
Comentarios