sábado. 26.11.2022

San Andrés licita el servicio de recogida y tratamiento de vehículos abandonados para tres años

La empresa adjudicataria percibirá 60 euros por cada motocicleta, 120 euros por turismos y 200 euros por camión, y tendrá tres días para su retirada de la vía pública

Vehículo abandonado
Vehículo abandonado

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha iniciado el proceso de licitación del servicio de retirada de vehículos abandonados y su eliminación como residuos sólidos urbanos mediante un contrato de tres años. El coste de esta prestación para la empresa adjudicataria ascenderá a 60 euros por cada motocicleta que se recoja, 120 euros por turismo y 200 euros por camión. 
El objetivo del contrato es la gestión como residuos sólidos urbanos de los vehículos abandonados en la vía pública, tanto si están en una calle o avenida como si ya han sido desplazados a los depósitos municipales, para su posterior traslado a un centro autorizado para su tratamiento.

La adjudicataria se compromete no solo a su retirada, sino también a la destrucción de los turismos, camiones y motocicletas, con el consiguiente certificado de que se ha realizado esta operación de descontaminación siguiendo la normativa, además de la tramitación de la baja definitiva en la Dirección General de Tráfico (DGT). 
La empresa a la que se le adjudique el contrato tiene que retirar los vehículos en un plazo máximo de tres días desde el aviso por parte de la Policía Local de San Andrés del Rabanedo u otros departamentos del Ayuntamiento. Para ello, es obligatorio que cuente con una grúa dotada con los equipos mecánicos necesarios para desarrollar el trabajo de recogida. 
El contrato también establece que se tramitará la baja de cien vehículos en el momento de la adjudicación, que son los que están actualmente en depósitos municipales, y aproximadamente de 30 por año natural, que es la estimación de los que se vienen retirando en cada ejercicio. 
Se considera que son vehículos que deben retirarse de la vía pública "los que constituyan un peligro, causen graves perturbaciones a la circulación, a peatones o al funcionamiento de algún servicio público o deteriore el patrimonio público. También cuando se considera racionalmente que están abandonados, para lo que se especifica que deben haber transcurrido más de dos meses desde que el turismo, motocicleta o camión haya sido depositado tras su retirada de la calle o cuando permanezca estacionado por un periodo superior a un mes en el mismo lugar o presente desperfectos que hagan imposible su desplazamiento por sus propios medios, así como la ausencia de las placas de matriculación". 
“Con la licitación de este contrato, se cumple con la obligación del Ayuntamiento de retirar y realizar el tratamiento de los vehículos que son declarados residuos sólidos urbanos, al tiempo que se liberan las vías y de los depósitos municipales de estos turismos que han sido abandonados por sus propietarios y propietarias”, ha explicado el concejal de Policía, Máximo Muñiz. 

San Andrés licita el servicio de recogida y tratamiento de vehículos abandonados para...
Comentarios